• Flavio San Martín

La Evolución de la Gestión por Procesos en la Era Digital con Goldenbelt

Actualizado: may 13


Estudios a nivel global demuestran mejoras entre un 30 y 70% que logran las empresas al pasar de niveles de 1-2 a 3-4 en aspectos de agilidad, conocimiento, tiempos de ciclo, modelo de gobierno y mejora continua en general, si tomamos como referencia los Modelos de Madurez de la Gestión por Procesos. Estos no sólo sirven de benchmark para saber dónde se encuentra nuestra empresa, sino para determinar una hoja de ruta de hacia dónde ir y que hacer para llegar.


Goldenbelt es una solución que ha sido construida sobre la base del conocimiento de expertos con más de 25 años en el funcionamiento de las Organizaciones, pero también tomando como pilar fundamental a Modelos de Madurez de la Gestión por Procesos de clase mundial. Estos modelos ayudan a establecer diferentes criterios que una empresa debe ir cubriendo para alcanzar la madurez en la Gestión por Procesos y todos los beneficios que esta trae consigo, especialmente en la era digital. Ya no es posible que las empresas logren resultados de forma manual y mucho menos con una gestión “desintegrada”.


La Digitalización y la Orquestación inteligente de todas las variables y frentes que intervienen en una verdadera Gestión por Procesos es una obligación para las empresas que se quieren seguir adaptando de forma ágil y eficiente al, cada vez más, rápido y cambiante mercado.


Son 8 los criterios combinados que normalmente deben cubrir las empresas en su evolución hacia una Gestión Madura de Procesos se resumen a continuación:


1. Documentación: Los procesos están documentados bajo un modelo End to End (ciclos de negocio) de forma estándar en toda la Organización y debidamente vinculados con todas las entidades con las que se relaciona: estrategia, documentos, políticas, riesgos, controles, sistemas, posiciones, personas, indicadores, entre otros.


2. Modelo de Procesos: El mapa de procesos con enfoque End to End está completo al máximo nivel, priorizado de acuerdo a la estrategia de negocio y extendido para integrarse con los principales Stakeholders de la Organización.


3. Identidad: Se tiene un modelo de gobierno de procesos implementado de forma descentralizada donde los BPO (Business Process Owners) son activos responsables de la actualización y mejora continua de sus procesos y cuentan con las herramientas adecuadas para el conocimiento y análisis de los mismos.


4. Mejora Continua: La mejora continua esta en el ADN de la Organización, forma parte de su cultura y existe la motivación para hacerlo. Cualquier colaborador puede lanzar una iniciativa a través del Modelo de Gobierno, se ejecutan pilotos y se asigna presupuesto a la innovación.


5. Metodologías: Existe una metodología probada y difundida dentro de la Organización, que es aplicada de manera descentralizada y facilita el flujo y aprobación de las iniciativas.


6. Conocimiento: El personal conoce perfectamente su rol, responsabilidades e interacciones (inputs y outputs) con sus colaboradores en los distintos procesos donde participa, conoce la estrategia de negocio y hacia donde va la empresa y como su trabajo aporta hacia los objetivos de la Organización.


7. Indicadores: Se cuenta con KPIs alineados a la estrategia de negocio debidamente implementados con metas claras según Benchmark (best in class), relacionados con los procesos y posiciones que corresponden para ser monitoreados en tiempo real para la toma oportuna de decisiones.


8. Sistemas de Información: Se cuenta con sistemas de soporte a la Gestión por Procesos como base fundamental para lograr el nivel de madurez deseado y con herramientas de análisis, robotización, automatización y simulación de procesos como parte natural de la transformación y mejora continua del negocio.


Aún con las importantes cifras que arrojan ciertos estudios sobre el impacto que tienen las Organizaciones que implementan Modelos de Madurez y se soportan de las herramientas adecuadas para hacerlo, los beneficios subsecuentes son mucho mayores. Sólo la combinación del conocimiento de los colaboradores, con un “ADN” de mejora continua en la Organización, la debida motivación, la descentralización y las herramientas adecuadas es una receta para hacer crecer los negocios y hacerlos más rentables.


Y tú, ¿ya sabes cuál es el nivel de madurez de tu empresa y cuentas con las herramientas para evolucionar?