top of page
  • Foto del escritorFlavio San Martín

La Clave de la Integración de las tres Líneas de Defensa

En un entorno empresarial cada vez más complejo y competitivo, la capacidad de gestionar eficazmente los riesgos se ha convertido en un factor crítico para el éxito y la sostenibilidad de las organizaciones. La Gestión Integral de Riesgos (GIR) es un enfoque estratégico que permite a las empresas identificar, evaluar y mitigar los riesgos en todos los niveles y funciones de la organización. En este artículo, exploraremos la importancia de la GIR, centrándonos especialmente en la necesidad de integrar las tres líneas de defensa para lograr una gestión de riesgos efectiva.


La Gestión Integral de Riesgos es un enfoque holístico que busca identificar, evaluar y gestionar los riesgos de manera integrada en toda la organización. Va más allá de un simple proceso de identificación y mitigación de riesgos, abarcando aspectos como la cultura empresarial, el gobierno corporativo y la toma de decisiones estratégicas.


La GIR es fundamental para garantizar la supervivencia y el crecimiento de una empresa en un entorno volátil. Al adoptar un enfoque integral, las organizaciones pueden anticiparse a los riesgos emergentes, aprovechar las oportunidades y tomar decisiones informadas para proteger y crear valor a largo plazo.


Para una gestión efectiva de riesgos, es esencial la integración de las tres líneas de defensa que de manera general cumplen con lo siguiente:


  • Primera línea de defensa: Representada por los propietarios de los riesgos, es decir, los equipos operativos y de gestión. Son responsables de identificar y gestionar los riesgos diarios, implementando controles y medidas preventivas.

  • Segunda línea de defensa: Compuesta por las funciones de gestión de riesgos y cumplimiento normativo. Su papel es proporcionar una supervisión y asesoramiento independiente a la primera línea, asegurando la efectividad de los controles y la mitigación de riesgos.

  • Tercera línea de defensa: Representada por la auditoría interna, cuyo objetivo es evaluar la eficacia de la gestión de riesgos y los controles internos. Proporciona una visión objetiva y garantiza que se cumplan los estándares y políticas establecidos.


La correcta integración de información y comunicación entre las tres líneas de defensa en la gestión de riesgos tiene varios beneficios, entre ellos:


  • Mayor eficiencia y efectividad en la identificación y mitigación de riesgos.

  • Mejor coordinación entre los diferentes niveles y funciones de la organización.

  • Mayor transparencia y comunicación en la gestión de riesgos.

  • Mayor confianza de los accionistas


Lamentablemente, hoy en día esta integración es cada vez más difícil de lograr y en la mayoría de casos se maneja de forma manual con archivos de Ofimática, correo electrónico u otras aplicaciones aisladas lo cual trae consigo muchos problemas que se ven agravados con el crecimiento de las organizaciones. A continuación algunos de los principales más presentados:


  • Ineficiencia y falta de sincronización: El manejo manual de la Gestión Integral de Riesgos y la integración de las tres líneas de defensa puede resultar en un proceso lento y desarticulado. La recopilación, análisis y comunicación de la información relacionada con los riesgos puede volverse engorrosa y propensa a errores. La falta de sincronización entre las diferentes áreas y funciones de los involucrados puede dar lugar a la duplicación de esfuerzos y a la falta de coherencia en la toma de decisiones.


  • Falta de visibilidad y análisis limitado: Sin una solución tecnológica adecuada, puede ser difícil obtener una visión completa y en tiempo real de los riesgos a los que se enfrenta una empresa. La falta de herramientas de análisis limita la capacidad de identificar patrones, tendencias y relaciones entre los diferentes riesgos, procesos y responsables, lo que dificulta la difusión, toma de decisiones informadas y la implementación de estrategias efectivas de mitigación.


  • Mayor riesgo de errores y omisiones: El manejo manual de la Gestión Integral de Riesgos aumenta la probabilidad de errores humanos, como la omisión de datos importantes, la inserción incorrecta de información o la falta de seguimiento de los procesos establecidos. Estos errores pueden tener consecuencias significativas, ya que comprometen la precisión de la evaluación de riesgos y la efectividad de las medidas de control implementadas.


  • Falta de colaboración y comunicación efectiva: La integración de las tres líneas de defensa requiere una colaboración estrecha y una comunicación efectiva entre las diferentes áreas y funciones de la organización. Sin una solución tecnológica adecuada, la coordinación y la transferencia de información pueden volverse complicadas. La falta de una plataforma centralizada y accesible dificulta la colaboración y puede generar silos de información, lo que dificulta la difusión oportuna, la  identificación y respuesta eficiente ante los riesgos, así como la asignación de responsables y seguimiento a los planes de acción correspondientes.


  • Limitaciones en el seguimiento y la gestión del cumplimiento: El seguimiento manual del cumplimiento normativo y de los controles internos puede resultar abrumador y propenso a errores. Sin una solución tecnológica, es difícil garantizar que se estén implementando y manteniendo adecuadamente las medidas de control necesarias para mitigar los riesgos. Además, el monitoreo continuo de las operaciones y la detección temprana de desviaciones se vuelven más desafiantes, lo que puede aumentar la exposición a riesgos no identificados o no gestionados adecuadamente.


En resumen, la falta de una solución tecnológica adecuada para la Gestión Integral de Riesgos y la integración de las tres líneas de defensa puede resultar en ineficiencias, falta de visibilidad, errores y omisiones, falta de colaboración y comunicación, así como limitaciones en el seguimiento y la gestión del cumplimiento. Por lo tanto, es fundamental contar con herramientas y sistemas especializados que faciliten y mejoren estos procesos críticos para una gestión de riesgos eficaz.


¿Y tú, cómo estás gestionando tus riesgos?



Entradas Recientes

Ver todo

HANDS ON

Comments


bottom of page